FILOSOFÍA Y MODELO

En MRB creemos que la mejor manera de aprender música es tocando y pasándolo bien. Además, optamos por el Rock como estilo musical para aprender porque es nuestra pasión, es divertido, es la música que muchos niños quieren tocar, y porque es un estilo que se presta, especialmente, a trabajar muchos de los aspectos que queremos desarrollar en nuestros alumnos, además de las competencias musicales, como son la creatividad o la iniciativa personal.

La mejor manera de aprender música es tocando y disfrutando con la música; porque es la forma de hallarle el sentido a la práctica de un instrumento y porque aumenta la motivación para aprender.

No se trata sólo de aprender a tocar un instrumento, se trata de aprender trabajando en equipo; porque es una forma de aumentar la implicación en el proceso de aprendizaje, y el esfuerzo personal; porque a través del trabajo cooperativo se desarrollan competencias, no sólo necesarias para ser buenos músicos, sino también para la vida; y porque… para hacer Rock hace falta una banda, ¿no?

En la enseñanza musical es imprescindible potenciar el talento de los niños, fomentando e incrementando su creatividad, y sus capacidades expresivas y perceptivas; así como la confianza en uno mismo, la iniciativa personal, la motivación de logro y el espíritu de superación.

Nuestros principios

Nuestros principios

La mejor manera de aprender música es tocando y disfrutando con la música; porque es la forma de hallarle el sentido a la práctica de un instrumento y porque aumenta la motivación para aprender.

No se trata sólo de aprender a tocar un instrumento, se trata de aprender trabajando en equipo; porque es una forma de aumentar la implicación en el proceso de aprendizaje, y el esfuerzo personal; porque a través del trabajo cooperativo se desarrollan competencias, no sólo necesarias para ser buenos músicos, sino también para la vida; y porque… para hacer Rock hace falta una banda, ¿no?

En la enseñanza musical es imprescindible potenciar el talento de los niños, fomentando e incrementando su creatividad, y sus capacidades expresivas y perceptivas; así como la confianza en uno mismo, la iniciativa personal, la motivación de logro y el espíritu de superación.

EN MRB NOS PROPONEMOS:

1

Ofrecer una enseñanza musical innovadora, basada en la música Rock (desde sus raíces en el blues y el blues-rock, pasando por una gran variedad de estilos: rock clásico, heavy metal, power-pop, alternativa, indie, punk-rock, funk, ska…) y en la práctica grupal.

2

Acompañar el proceso formativo individual de cada estudiante, atendiendo los diferentes ritmos y las diferentes necesidades educativas.

3

Promover el gusto y disfrute hacia la música y la práctica musical.

4

Promover un aprendizaje motivador, proporcionando a los alumnos situaciones reales en las que puedan aprender practicando junto con otros compañeros.

5

Favorecer en los alumnos la toma de conciencia sobre el propio proceso de aprendizaje y la capacidad de gestionarlo, sabiendo en qué punto del proceso se encuentran y cuáles son sus metas.

6

Desarrollar las competencias musicales y personales de nuestros alumnos.

NUESTRA METODOLOGÍA

En MRB los alumnos adquieren los conocimientos musicales y el manejo del instrumento tocando y ensayando junto a sus compañeros desde el inicio de su proceso formativo, e independientemente de sus conocimientos musicales. El trabajo grupal y el encontrarse en un contexto real, con equipos de música auténticos, hace la práctica de los instrumentos más atractiva y más divertida, lo que favorece que los chicos se interesen e impliquen más en el proceso de aprendizaje.

En este proceso de trabajo grupal todos los alumnos cuentan con una programación individualizada, y los profesores acompañan el proceso de aprendizaje de cada uno, atendiendo a los diferentes ritmos y necesidades. Además, de forma complementaria, los estudiantes reciben clases de instrumento (guitarra, bajo, batería, piano / teclados o voz), a fin de asegurar el desarrollo de las destrezas necesarias para progresar en el manejo del mismo y la adquisición de los conocimientos musicales.

Por otro lado, sabemos que la parte más ardua del aprendizaje musical es la práctica; seguro que casi todos hemos escuchado alguna vez, como estudiantes de música o como padres de estudiantes de música, esa frase de “hay que practicar más en casa”… O incluso puede que la hayamos pronunciado como profesores… Por eso, hemos diseñado procesos de trabajo que, además de favorecer el aumento de la motivación y la implicación en el proceso de aprendizaje, incluyen la práctica mínima necesaria, durante el tiempo de ensayo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Política De Cookies.